Archivo | octubre, 2010
25 Oct

En la neblina de una aparente huelga de valores, la esperanza y el compromiso a formar una sociedad mejor, deben ser nuestra motivación diaria. Y de la mano, debemos siempre llevar el más ferviente desear y la más íntima convicción de concretizar: Que todas nuestras decisiones sean sabias, sin que la humildad deje de ser nuestro corolario. Que todo nuevo reto sepamos enfrentarlo con entereza y dignidad, con entusiasmo y conciencia. Que la cotidianidad de nuestra profesión sea arte y que nuestro instrumento sea la pasión la entrega y la dedicación.

Books n’ more reports…

25 Oct

Twilight (Crepúsculo)

Stephanie Meyer

“About three things I was absolutely positive. First, Edward was a vampire. Second, there was part of him — and I didn’t know how potent that part might be — that thirsted for my blood. And third, I was unconditionally and irrevocably in love with him.”

Siempre es refrescante retomar la literatura “light”. Leer por leer y volver a disfrutar el transcurrir de una historia sin mayores pretensiones que entretener y provocar a nuestros recuerdos de una adolescencia inocente y rebelde. En el caso de “Twilight”, Stephanie Meyer nos sumerge en el mundo del bachillerato y en los amoríos de los adolescentes. En este caso, un amor intenso, profundo e imposible al ser Edward Cullen un vampiro.

Durante el desarrollo de la novela, nos entretenemos con la fatal atracción que une a Bella y Edward (los personajes principales) y terminamos enamorándonos también de un vampiro. La novela narra toda una serie de eventos y obstáculos que deben sobrellevar Bella y Edward para estar juntos. La historia se intensifica con la llegada al pequeño pueblo de una manada de vampiros que no han podido controlar su “sed de sangre” y le toca a Edward y su familia salvar a Bella.

Debo admitir que a pesar de que Meyer utiliza un lenguaje sencillo y poco rebuscado, la lectura se mantiene amena y no se hace aburrida. Nos permite disfrutar de la belleza de lo simple, sencillo y directo.