Archivo | junio, 2011

Un día cualquiera

19 Jun

Hace unos días recibí un mensaje que me conmovió. Una amiga querida compartía el URL de su blog a un grupo de amigos, y en su mensaje confesaba que mi blog le había reanimado a retomar el suyo.

Admito que mi primera reacción fue sentir culpa. Tenía meses sin postear una entrada decente y me sentí indigna del comentario. Pero luego, el intercambio me hizo reflexionar sobre lo que este blog representa para mi. Y esto fue lo que resultó:

Mariel: 

Escribir un blog fue una especie de refugio. Fue dar rienda suelta a pensamientos, inquietudes. Fue caer en la trampa de lo virtual y en la tentación de escribirle al mundo. Lo que nunca pensé fue que mis anécdotas le interesarían realmente a alguien. Fue siempre más un ejercicio egoísta. Y con esa declaración soy quizás demasiado sincera.

Lo cierto es que el blog, por sí sólo cobra vida. Forma una personalidad y desarrolla tics y mañas que uno acaba por asumir y seguir. Y de reprente ser “bloggera” se hace parte de lo que eres. El blog me alimenta y siento que me hace mejor persona y mensajes como los tuyos me animan a seguir y son toda la retribución que se busca con este experimento.

Te deseo que la musa de la inspiración siempre te visite y que mantengas tu blog siempre actualizado (es difícil!) 

Una vez más, muchísimas gracias. 

Una lectora más del blog de Marielilla.

Espero poder seguir escribiendo (implorar por la musa no me es desconocido), pero sobre todo… espero que sigan leyendo.

Camp Bocha 2011!!!

7 Jun